Ciclón del 1932

Al término de la temporada ciclónica de 1932 exactamente el 31 de octubre, procedente del Atlántico, hace la entrada en el mar Caribe, por el sur de Antiguas y con cuyo rumbo al oeste un ciclón cuyo movimiento lo llevaría al sur de Puerto Rico en la tarde del 1ro. De Noviembre. En la noche del 1ro. Al 2, dobla al suroeste, afectando Corazao en la mañana del 2, tomando luego oeste por bajas latitudes, hasta que el día 5 inicia la recurva a unas 200 millas al oeste de Cabo Gracias a Dios, Nicaragua completándolas entre Swan y Jamaica con gran latitud. Aumenta considerablemente su intensidad durante los días 7 y 8. El 8 emprendió veloz carrera al nordeste, pasando sobre las Islas Caimán.

El 8 de noviembre las opiniones de los meteorólogos nacionales estaban divididas: cada uno emitía pronósticos diferentes en cuanto a la futura trayectoria del huracán. El Observatorio Nacional avisa que sobre la provincia de Camagüey existían serias amenazas. Santa Cruz del Sur recibe en la aduana  del puerto un telegrama, en el que se reafirmaba el grave riesgo que corría la población. En esos momentos la naturaleza en Santa Cruz no revelaba la magnitud del peligro.

La entrada del huracán en tierra de la provincia de Camagüey tiene lugar en las primeras horas de la mañana del 9 de noviembre. El meteoro penetra por la Punta de Macurije, aproximadamente a 60 Km. al oeste del pueblo, exponiendo a la pequeña ciudad al embate terriblemente combinado del viento y el mar.

El huracán de alta intensidad con vientos que sobrepasaban los 250 Km/h hace abatir sobre la población los fuertes vientos del ala este del fenómeno, que soplando del mar a la tierra, empujaron sobre la ciudad, situada a metro y medio sobre el nivel del mar, olas que alcanzaron, en el momento clímax, alturas entre 22 y 30 pies, las cuales literalmente sepultaron la localidad.

No fue este fenómeno un ras de mar como tradicionalmente se afirmó, sino un proceso gradual que fue intensificándose a medida que el huracán se acercaba. Entre las 4 y 5 de la madrugada del día 9, el agua del mar comenzó a entrar en el pueblo y a subir su nivel como sube la marea, paulatinamente. Alrededor de la 9 de la mañana  las aguas alcanzaban más de 3 m de altura. Ya a las 11 de la mañana aproximadamente, incluyendo el oleaje provocado por el viento huracanado, el nivel del mar ascendió hasta 30 pies de altura, o sea, a casi 9 m de altura.

Según la crónica del meteorólogo Evidio Linares las aguas del mar penetraron en tierra hasta casi 20 Km. en lagunas localidades.
Las localidades más afectadas fueron: Santa Cruz del Sur, Guayabal, Camagüey, Júcaro, Morón, Nuevitas, Ciego de Ávila, Florida, Puerto Tarafa, Pastelillo, Camajuaní, Caibarién y Jatibonico.

En Santa Cruz del Sur se destruyeron 575 casas con un valor de $907 750.00 y 82 establecimientos de todo tipo, en Guayabal y Cayo romero se destruyeron 180 casa y perecieron 21 personas. Las pérdidas de vidas humanas en el pueblo de Santa Cruz del Sur se calculan a la luz de nuevas investigaciones alrededor de 2248 personas y no 3000 o 3500 como hasta ahora se ha venido afirmando.
 
Información Brindada por la Unión Nacional de Historiadores de Cuba, Sección de Base Santa Cruz del Sur. Tomado de: Santa Cruz del Sur (Neocolonia). Libro Inédito, Emilio Fonseca Amador.